Organizaciones provida marchan en Madrid por el fin del “holocausto” de interrumpir embarazos

  • La manifestación está apoyada por 82 asociaciones internacionales
  • Critican que el Gobierno ha dejado “intacta” la regulación que hizo Zapatero

Miles de personas se han manifestado este sábado por el centro de Madrid en una marcha convocada por la Plataforma Cada Vida Importa, formada por unas 40 asociaciones antiabortistas, con el lema “Por la vida, la mujer y la maternidad”.

Unas organizaciones que representan a cuatro millones de familias, aseguran, y consideran que los políticos “han abandonado” la defensa de la vida, si bien algunos dirigentes han asistido a la marcha como la candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre; el exministro del Interior Jaime Mayor Oreja y el alcalde de Alcorcón, David Pérez.

Alicia Latorre, presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, ha pedido al término de la manifestación el fin del “holocausto silencioso y consentido” que considera es el aborto.

Esta representante de los colectivos provida aseguró que la clase política debe ser consciente de que un “amplio sector” del electorado español está contra la interrupción del embarazo.

La presidenta de las asociaciones Provida ha advertido de que los colectivos contrarios al aborto no van a callar ni a encogerse de hombros “ante una tragedia perfectamente evitable”, como consideran es la interrupción de embarazos.

“Queremos unas leyes que protejan siempre y en toda circunstancia a todo ser humano”, declaró Latorre, quien añadió que “debe terminar ya este holocausto silencioso y consentido”.

Críticas a la retirada de la reforma

Entre las asociaciones abortistas convocantes se encontraba el Foro de la Familia, cuyo presidente, Benigno Blanco, ha asegurado a los medios de comunicación que espera que en España “no caiga un muro de silencio sobre el aborto, que es un inmenso drama social al que no podemos acostumbrarnos”.

Blanco se ha referido también a la proposición legislativa presentada por el PP en el Congreso para impedir que las menores de 16 y 17 años puedan abortar sin permiso paterno, como único punto de modificación de la actual ley de plazos que regula la interrupción voluntaria del embarazo, aprobada cuando gobernaban los socialistas.

A su juicio, esta reforma solo es un cambio en materia de menores de edad que deja “intacta absolutamente” la regulación que hizo el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y “no cumple para nada el compromiso” de modificar la legislación” que hizo el PP.

En esta misma línea, el presidente de la Confederación Católica de Padres y Alumnos de Familias, Luis Carbonel, ha dejado claro que el aborto “nunca puede ser un derecho” y que se siente “engañado” por el Ejecutivo.

Marcha con ambiente festivo

La manifestación, que ha partido de la intersección entre las calles de Alcalá y de Sevilla y ha concluido en la Puerta de Alcalá, discurre en una ambiente festivo en el que los asistentes han ondeado banderas de España y otras comunidades autónomas, al tiempo que han coreado lemas en favor de la vida y la maternidad.

Al término de la marcha se guardará un minuto de silencio por los más de 100.000 abortos que se practican en España anualmente, se oirán varios testimonios y actuaciones musicales y se leerá un manifiesto.

La manifestación está apoyada por 82 asociaciones internacionales, con participación de más de 500 voluntarios y la presencia de personas desplazadas desde unas 50 localidades en más de 200 autocares.

Rtve.es